Crédito en Pesos o en UVR ¿Cuál es Mejor?

Entre las formas de préstamo de vivienda del estado, dos son los más utilizados: el peso, que maneja una comisión fija, y la unidad de valor real (UVR), que se determina por la variación del índice de precios al consumidor.

En cada caso, la decisión depende de muchas variables. De ahí la importancia de conocer las opciones que ofrecen los dos sistemas, para conocer la opción adecuada a la situación financiera del cliente.

¿Cuáles son las dos modalidades de pago?

  1. Peso: El valor de su crédito no cambiará mientras lo está pagando. Tiene dos opciones de pago: pago único, donde las cuotas van decreciendo en el tiempo, comenzando por arriba, y línea recta, son cuotas mensuales fijas hasta liquidar el saldo en su totalidad.
  2. Tasa de Valor Real Unitario (UVR): Permite que el crédito hipotecario esté representado por una unidad, aumentando o disminuyendo al mismo tiempo que sube o baja la inflación en el país.

¿Cuál es la diferencia entre UVR y pesos?

Dependiendo de su situación financiera, uno puede ser más apropiado que el otro. Esta es su diferencia:

  1. Crédito en pesos de tasa fija, manteniendo el mismo plazo de devolución durante toda la vigencia del contrato. Como resultado, puede tener un mejor control en las finanzas al incluir estos gastos fijos en su presupuesto mensual. En UVR, las cuotas pueden cambiar una vez que varíe el UV. 
  2. Las primeras cuotas del crédito UVR son más bajas. Cuando se especifica en pesos, los pagos más bajos se realizan al final del plazo. 
  3. El crédito en pesos es más estable porque se sabe cuánto se tiene que pagar para terminarlo. Si bien los saldos de la UVR actualizan su valor con la inflación, es fundamental que sus ingresos aumenten cada año al menos a la misma tasa para que su poder adquisitivo no disminuya.

¿Cuáles son las opciones en Pesos?

El sistema tiene dos opciones: abono capital, donde las cuotas van decreciendo con el tiempo, con la ventaja de que comienza por la más alta y de cuota fija, con cuotas mensuales fijas a lo largo de 180 meses.

¿Qué es la UVR y cómo funciona?

La UVR tiene tres modos de servicio: bajo, constante y periódico. El primero comienza con un pago mensual más bajo y aumenta cada mes. Esto es recomendable si las expectativas de inflación más altas nos permiten predecir más ganancias en el futuro, con salarios significativamente más altos. Si aumenta la inflación promedio, las cuotas se ven severamente afectadas.

La segunda modalidad del sistema UVR es la lineal, que maneja pagos mensuales iniciales superiores a la modalidad anterior. Sin embargo, comienzan a disminuir con el tiempo. Cabe recalcar que estos caerán significativamente mientras la inflación no suba mucho, de lo contrario, el crédito será más caro. 

En tercer lugar, significa que hay un aumento periódico en sus pagos (no se muestra mucho) y, por lo tanto, los pagos se mantienen relativamente estables.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba